Carlos Zevallos Trigoso

...

La revista Burn anuncia su fondo para “fotógrafos emergentes” 2013

matt-lutton-epf-2012

La revista Burn ha anunciado el lanzamiento de su fondo para fotógrafos “emergentes” del año 2013.

En el artículo oficial, anuncian lo siguiente:

“Estas subvenciones están destinadas a apoyar la continuación del proyecto personal de un fotógrafo. El cuerpo de trabajo puede ser de fotoperiodismo o tener solo motivaciones personales y artísticas. Fue iniciada por David Alan Harvey en el año 2008 y es otorgada por la fundación Magnum.

Ofrecemos este apoyo para fotógrafos ‘emergentes’. Todo tipo de fotógrafos. No es una subvención específica para fotoperiodismo ni para fotografía artística, pero puede ser obtenida por cualquiera de los dos o ambos.”

El cierre de la recepción de propuestas es el 5 de Mayo del 2013.

Toda la información en el post respectivo en el sitio web de Burn.
En este link pueden encontrar los trabajos ganadores desde el 2008 .

La foto que ilustra este post pertenece al ganador del 2012, Matt Lutton. Quién accedió a la subvención gracias a su trabajo “Olny Unity“, acerca de la realidad de la comunidad Serbia en la península balcánica.

 

Daidō Moriyama (1938)

Daido

Hace un tiempo vengo pensando que lo realmente valioso de un buen fotógrafo es la actitud que imprime en sus trabajos. Por actitud entiendo el vínculo entre la posición conceptual del fotógrafo, su propuesta material (las imágenes) y la coherencia de sus productos. A todo esto se añade el componente estético y lo que pueda, o no, gustarnos de las imágenes. Pero estoy llegando a considerar que no hay fotografía mala cuando la actitud es buena y que, incluso a nivel estético, la asociación entre concepto e imagen siempre juega a favor de nuestra lectura. Más allá de eso queda que podamos o no apreciar el arte en función a nuestro repertorio personal, o nuestros gustos.

En estos momentos estoy fascinado con la fotografía de Daidō Moriyama. Entre los recursos que podemos encontrar en la red, el que más llama mi atención es el documental Near Equal – Moriyama Daidou de Kenjirô Fujii En este pueden conocer un poco de la vida y filosofía de este gran fotógrafo. Además, el documental está hecho con maestría y es altamente recomendable.

Moriyama, en palabras de Nobuyoshi Araki (a quien pueden ver en el documental), convierte a la cámara en “su esclava“. En dirección contraria a lo que solemos ver hoy, donde la fotografía parece cada vez más a merced de la técnica por sobre el concepto. Daidō Moriyama lo hace desde los años 60.

No quiero transcribir el documental, pero sí resaltar algunas cosas interesantes que dibujan perfectamente la personalidad de Moriyama. Me impresionó mucho un segmento en el que revela sentir que hace lo mismo desde que empezó; algo que él describe como “copiar la realidad” mas no “crear a partir de la nada” (razón por la que duda etiquetar como “arte” a la fotografía). Por otro lado, su personalidad sencilla y humilde contrasta fuertemente con la potencia de sus imágenes, haciendo referencia a una especie de observación contenida del mundo, donde la mente está acelerada mientras el cuerpo se entrega a la calma y paciencia.

Desde un punto de vista técnico, la fotografía de Daidō Moriyama explota con excelencia esas características de las que hablan los fotógrafos japoneses vinculados a la revista Provoke. Lo que llaman el are-bure-boke. (tradicionalmente traducido como “grano, movimiento y desenfoque”). Elementos que participan activamente en el sentido de las imágenes de Moriyama.

Continuando con lo técnico, es conocido que utiliza una cámara análoga compacta modelo GR1v  (o quizá GR21) y he logrado ver en los videos que registran sus caminatas fotográficas (e intuyendo a partir de sus imágenes) que utiliza una película de ISO alto (apuesto que Ilford Delta 3200). Esto también se observa en las fotografías que circulan en internet. Usualmente en blanco y negro, grano grueso, enfoques poco naturales, contrastes altos, encuadres cándidos y siempre, siempre, mucho impacto visual.

Daido Moriyama: out of the darkness

Imagen tomada del artículo “Daido Moriyama: out of the darknes” – Link en la imagen.

Es complicado etiquetar la fotografía de Daidō Moriyama, no solo por la fragilidad del concepto “género fotográfico” (aquí un libro recomendado sobre esto), sino porque sus cuerpos fotográficos parecen carecer de ilación, incluso en los libros en los que se supone que hay una temática definida.

Algunos intentan clasificar a Moriyama como “fotógrafo callejero”, sin embargo, creo que esta etiqueta es más pequeña que las imágenes que encontraríamos en cualquier libro de Moriyama. En sus fotografías, lo importante no es lo que sucede fuera de la cámara, sino lo que sucede dentro de la cabeza del fotógrafo. No es un “copista” de lo real, aunque intente afirmar humildemente que no hace más que detener la realidad para mostrarnos su apariencia. No importa tanto la calle como la forma en que él mira esa calle y sus elementos. Esto queda en evidencia gracias al movimiento, desenfoque y grano, elementos que funcionan como símbolos del acto de mirar y no tanto como adornos estéticos en la composición.

En un momento del documental, Moriyama cuenta que alguna vez se cuestionó fuertemente la necesidad de fotografiar, proceso individual que lo llevó a pensar en dejar la fotografía (razón por la que publicó su más brillante libro “Shashin yo Sayonara” (traducido como “Farewell photography”). Según su propio testimonio (¿ya están viendo el documental?) interpreto que dejó de sentir a la cámara fotográfica como un “aparato” indispensable y tuvo una revelación respecto a que ésta es incapaz de transmitir cabalmente lo que sus ojos veían y recordaban. En este momento nace uno de los conceptos más interesantes y divertidos de Moriyama, el “naked eye photography”.

Es fácil reconocer al Japón de la post guerra en sus imágenes. Una nación que se recupera de la devastación, en sus elementos morales, políticos y sociales. Las imágenes de Moriyama (y de los demás fotógrafos de Provoke) tienen siempre esa sensación latente de provenir de un escenario de incertidumbre, desencuentro y fractura. Es por esto que Moriyama, incluso, se atreve a colocar copias de negativos con errores en el proceso de revelado, errores que nos podría remitir a heridas de guerra o efectos de la radiación nuclear.

Moriyama es la cámara. La fotografía que propone es básicamente la sublimación del acto de mirar. Las imágenes que nos presenta en sus libros son esencialmente fragmentos de su proceso cognitivo, la revelación de lo que atrapa con su actitud fotográfica. Conceptualmente, Moriyama es una interface entre las cosas y nosotros. Su concepto personal es su estilo.

Los dejo con algunas imágenes encontradas en internet:

Pueden encontrar más en su sitio web

Elogio de la vejez (13 de Febrero al 21 de Abril 2013 – CCPUCP)

SONY DSC

Lugar: Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú
Fechas: 13 de febrero – 21 de abril 2013

La edad nos cuestiona a todos, sea cual sea nuestra posición específica en ella. Tendemos a reflexionar respecto a la dimensión del rango al que pertenecemos. Es evidente, entonces, que la cultura visual tenga multitud de representaciones sobre ella.

En esta línea, los extremos son los que más impresionan nuestra mirada, será por eso que hay todo un “género” fotográfico (más que nada comercial) dedicado al registro y embellecimiento de la infancia.

Ahora toca explorar la vejez.

Este 13 de febrero (2013) se inauguró en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Perú la exposición “Elogio de la vejez”, donde el curador Frank Kalero nos presenta una serie de proyectos fotográficos iniciando el viaje con la pregunta “¿cuándo es uno viejo?”

La exposición es nutrida, diez fotógrafos de EUA y Europa que presentan una serie de trabajos con independencia y, al mismo tiempo, mucha coherencia entre sí.

Un día en la vida de un anciano, la sabiduría en los pliegues de la vejez, la vida en un centro de retiro, el reflejo del rostro, la muerte, la belleza y el amor son algunos de los temas que se pueden apreciar con destreza en las imágenes presentes en esta exposición.

Los trabajos que encontramos son:

Kaylynn Deveney (EUA): The day-to-day life of Albert Hastings
Michael Ackerman (Israel) : I feel old
Andrew Zuckerman (EUA) : Wisdom
Josep Echaburu (España): Centro de vida
Peter Granser (Alemania): Sun city
Stephanie Diani (EUA): Dames: the legends of burlesque
Walter Schels (Alemania) : Life before death
Sacha Goldberger (Francia) : Super mamika
Javier Tles (España) : Noúmeno
Annet Van Der Voort (Holanda) : A lifetime

Personalmente recomiendo mucho los trabajos de Ackerman, Scheis, Deveney y Tles, que tienen para mi especial significado dentro de la exposición. Sin embargo, soy honesto en decir que no hay ninguno que no esté a la altura del tema.

Sin condescendencia hacia la vejez, puedo decir que se trata de una excelente exposición.

SONY DSC

SONY DSC

Joan Fontcuberta gana el Hasselblad Award 2013

sputnik

Como anuncia la Hasselblad Fundation en su sitio web, el fotógrafo catalán Joan Fontcuberta recibió el prestigioso premio Hasselblad del 2013. El mismo premio que recibieran antes otros grandes fotógrafos como Henri Cartier-Bresson (1982), Irving Penn (1985), Sebastião Salgado (1989), Christer Strömholm (1997), Boris Mikhailov (2000), Lee Friedlander (2005), Nan Goldin (2007) y Sophie Calle (2010), entre otros.

En su nota de prensa, la fundación Hasselblad anuncia el premio con la siguiente descripción:

“Joan Fontcuberta, que a lo largo de más de treinta años no ha dejado de investigar y cuestionar  el medio fotográfico, es uno de los fotógrafos contemporáneos más imaginativos. Su obra se  caracteriza por adoptar unas perspectivas conceptuales originales y lúdicas, que exploran, en particular, las convenciones fotográficas, los medios de representación y las reivindicaciones de  veracidad. En proyectos interdisciplinares que se expanden fuera del espacio expositivo,  Fontcuberta desafía conceptos que son propios de la ciencia y la ficción. Además de su práctica  fotográfica, articula su compromiso con el arte fotográfico en sus facetas de escritor, profesor y  comisario, y ha sido una figura enormemente inspiradora para las generaciones más jóvenes.”

Vale recordar que Joan Fontcuberta estuvo el año pasado en Lima para la Bienal de Fotografía, huaqueando en youtube encontramos este video de la conferencia magistral.

Les dejamos el sitio web de este fotógrafo para que conozcan más de su obra.

Cuartoscuro (presentación)

Darkroom

Un Cuarto Oscuro es donde nos internamos cuando queremos materializar el acto del registro fotográfico y también donde se produce la alquimia. Es el espacio en que la imagen latente se revela a nosotros como resultado de un proceso químico. Es donde están la magia, el misterio, la frustración y la metodología. También donde la luz es nuestra, sea roja, ámbar o ante su ausencia absoluta.

En este blog queremos armar un Cuarto Oscuro, un espacio para exponer y reflexionar sobre fotografía. Será un espacio de crítica y propuesta donde todos están invitados a dejar su comentario, de la forma que quieran.

No es un espacio para pontificar, ni un lugar de sacralización de la fotografía como arte noble y superior. En este Blog queremos problematizar y si es necesario, joder un poco. Por eso es tan importante que logremos arrancar un comentario a nuestros lectores y sabemos que es un proceso largo.

Queremos hablar de imágenes, autores, artistas, exposiciones e incluso hacer una que otra propuesta a través de ensayos de corte académico. Pero queremos hacerlo recordando cómo se procesa una imagen en un Cuarto Oscuro: con orden y pasión, con método e imaginación.

Ojalá, al fin, logremos un tercio de lo que aquí nos proponemos.